Entrenar con los clásicos

publicado en: Entrenamiento, Libro | 0

Carlsen declaró en mayo de 2019: «Muchas de mis decisiones son intuitivas, y se me aparecen por el conocimiento acumulado a través de los años, por los innumerables patrones que he asimilado.»…

Ponomariov, ex-campeón mundial, también dijo: «Cada vez que pierdo el foco en mi práctica cojo los libros de Kasparov (Mis geniales predecesores) y reviso de nuevo sus partidas».

¿Inmumerables patrones? ¿A qué se refiere? Bien, les voy a contar algo que ya saben: en ajedrez la rueda ya está inventada.

Todo lo que sabemos, todo lo que nuestros maestros nos enseñan, ya se ha producido antes. El ajedrez es un universo finito que ya hace siglos que se está sintetizando para que podamos movermos por la increible cantidad de jugadas posibles. Ello hace que muchos caminos queden «fijos» y podamos recorrerlos una y otra vez. Estos caminos que utilizamos recurrentemente para llegar a nuestro destino se llaman Patrones. Existen «mapas» que nos señalan estos caminos, y estos son las partidas clásicas.

Así pues, contra más bagaje clásico tengamos, más fácil será encontrar las rutas correctas. Para ello hemos de remitirnos a las fuentes clásicas: los libros. Eso si, es imprescindible que los protagonistas (o aguien bien acreditado) explique de manera clara lo que ocurre sobre el tablero. También se pueden encontrar muchos vídeos analizando estas partidas. Como ejemplo, podría recomendar:

  • Ajedrez de Torneo – David Bronstein
  • Los grandes maestros del Tablero – Richard Reti
  • Colecciones de partidas de los campeones mudiales, como Steinitz, Lasker, Capablanca y Alekhine
  • Estrategia I, II y III – Botvinnik
  • Mis 60 memorables partidas – Bobby Fischer
  • Toda al serie de «Mis geniales predecesores» de Kasparov.
  • Charlas sobre ajedrez y otras hierbas (permítanme un poco de publicidad). En realidad, es una colección de partidas que he utilizado para entrenar, tanto a mí como a mis pupilos.

Y, por supuesto, el magnífico canal de Oscar Panno en Youtube.

Seguramente al lector se le ocurriran más. Lo importante es que en una parte de nuestro entrenamiento esté integrado este método.

Vemamos un ejemplo sacado de mi propia praxis. La partida clásica es de 1954, y tenia conocimiento de ella desde hacia tiempo. Luego veran el resultado.

En un torneo cerrado en 2021, tuve la oportunidad de «copiar» la idea.

Como ha comprobado el lector, en realidad no gasté mucha energia para encontrar el camino correcto. Muchos espectadores discutieron en directo el sacrificio del caballo, pero es evidente que no conocian la partida de Bernstein.

La comparación de patrones y revisión de clásicos es un método que untilizo en mis entrenamientos. En próximas fechas aparecera mi primer curso: «Los clásicos, un entrenamiento activo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.